Agradecer



Hoy cumplo un año cargado de crecimiento, constancia y retos. El blog está cumpliendo un año y se siente –principalmente- como una celebración, pero eso no es lo único. Me he dado cuenta de varías cosas en el proceso, pero una particularmente llamó mi atención: no estaba logrando disfrutar plenamente lo alcanzado.


Me di cuenta de que estaba tan ocupada resolviendo demandas, dudas y críticas que dejaba de lado lo que sí estaba logrando; entonces antes de que se me olvidé y empiece de nuevo con una actitud de subvaloración, he decidido hacer un listado de claridades que he podido juntar este año.


  1. Las personas sí están interesadas en su bienestar emocional y mental. Contrario a lo que me decía uno de mis miedos. Los artículos, las frases y los lives han sido recibidos con disposición y se han convertido en contenido relevante para algunas personas que han tomado esta información para cuestionarse y responsabilizarse de temas de su vida.

  2. Elegí respetar mi estilo y mi voz, mostrarme como la persona que soy ha permitido establecer una conexión cálida con los demás. La autenticidad es una característica que siempre va a sumar, hay que permitirse ser.

  3. Todos estamos buscando vincularnos, y no de cualquier manera, sentimos la necesidad de ser respaldadxs, escuchadxs y estamos empezando a identificar las relaciones que favorecen que nos sintamos de esta manera.

  4. Las producciones de las que me siento más orgullosa han sido las colaboraciones. Las redes sociales pueden ser realmente utilizadas para construir una red; ha sido una grata sorpresa para mí encontrarme con mujeres que quieren trabajar en conjunto, que han superado y me han enseñado a superar la competitividad innecesaria que nos instaura la sociedad.

  5. Las críticas siempre van a estar, no importa que tan bien lo haga, siempre va a haber alguien para el que no es suficiente. La diferencia ahora, es que estoy eligiendo no ser esa persona que se critica y se juzga; si se me pasa un error de ortografía o me olvido de una palabra no me castigo, lo corrijo y continúo. Y que definitivamente, prefiero ser criticada haciendo lo que me apasiona, que abandonar mis intereses por “protegerme” de éstas.


Para concluir este articulo; quiero agradecer por lo logrado. Agradezco porque la vida me dio la oportunidad, yo también la generé, la tomé y trabajamos como un equipo. Siento mucha gratitud al poder compartirles, no solo información, sino mis experiencias y sentimientos.


Hoy me siento agradecida porque pude confiar y reconfirmar que puedo vivir haciendo lo que me gusta; igualmente, comprobé que puedo encontrar respaldo en otras personas y que los aprendizajes de este año me hacen sentir más motivada para seguir recorriendo este camino de crecimiento y encuentro.

219 vistas
  • Gris Icono de YouTube
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram

© 2011 / Verónica Reyes / Bogotá, Colombia