¿CÓMO ACOMPAÑAR A UNA PERSONA CERCANA CON TRASTORNOS MENTALES Y/O EMOCIONALES?

Actualizado: 15 de oct de 2018



El 10 de octubre ha sido instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de ampliar la conciencia sobre los problemas relacionados con la salud mental y movilizar esfuerzos para su tratamiento. Actualmente, 300 millones de personas padecen de depresión, trastorno que se ha convertido en la causa principal de discapacidad y 260 millones de personas tienen diferentes trastornos de ansiedad. Con estas cifras, quiero reafirmar la importancia de pensar y educar acerca del tema de la salud mental, sus implicaciones y cómo podemos estar para una persona que se encuentre transitando alguna dificultad.


Para iniciar me gustaría actualizar el significado que le tenemos atribuido a la salud. Lo más conocido es que se asuma la salud como un estado estático, que se debe alcanzar como una finalidad. En palabras de la OMS (1946): “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Sin embargo, desde la Psicoterapia Gestalt el concepto de salud es más amplio, no se trata de un estado rígido, sino por el contrario es un concepto en movimiento constante, es un estado flexible, es la capacidad que tenemos de tomar contacto genuino con cada situación que transitamos. Aquí dos ejemplos:


Salud física: si tengo una infección y esta me genera fiebre; se trata de un estado de salud pues mi cuerpo está reaccionando a un ataque de manera adecuada, generando los síntomas que no solo me advierten de una infección sino que además ayudan a combatirla.


Salud mental: si estoy transitando una situación desafiante y me siento triste. Se trata de una reacción saludable y adecuada frente a una experiencia que estoy teniendo en el momento.


Es decir que, la salud desde la Gestalt se trata de la capacidad de responder a las situaciones de manera auténtica y no de un estado estático carente de emoción y sensación. En esta misma línea, la enfermedad es entendida como: rigidez, neurosis (repetición de patrones), falta de creatividad, quietud, huida, entre otros.


Un error muy común que se presenta en el tratamiento de las afecciones de la salud mental es permitir que el diagnóstico determine a las personas; pareciera que una vez una persona recibe un diagnóstico por algún trastorno emocional o mental, queda nublada y encajonada en este. No se trata de negar los trastornos, sino de ver mas allá de ellos, pues las personas no son su diagnóstico; son hij@s /padres /herman@s /amig@s que están manifestando una interrupción de su funcionamiento a manera de esquizofrenia, depresión, bipolaridad, etc.


¿Cómo acompañar a una persona cercana con trastornos mentales y/o emocionales?


1. Edúcate: buscar información sobre la temática va a permitir ampliar los significados de los trastornos y superar los juicios alrededor de estos que generalmente son originados desde la ignorancia.


2. Diferencia: comprender que todas las personas tenemos ritmos y entendimiento diferente sobre el abordaje de la vida, te va a permitir salir de tu propio apuro y entender que todos tenemos diferentes necesidades.


3. Pregunta: acercarse a la persona que quieras acompañar y preguntarle qué necesita, a veces es tiempo, a veces es compañía en silencio, a veces es apoyo para empezar un proceso o puede ser un helado. Establecer comunicación paciente y amorosa va a ser fundamental para fortalecer el vínculo.

*Si una persona se encuentra en estado crítico, con ideación alrededor de la muerte, se debe actuar de manera inmediata, no existen las falsas alarmas o coloquialmente dicho “las pataletas”.


4. Permite: brindar el espacio para que la persona exprese con confianza lo que siente y piensa sin emitir juicio alguno.


5. Asesórate: consultar con un profesional para aclarar dudas, ponderar ideas, evaluar opciones.


6. Estar: dejar saberle a la persona que cuenta contigo y que puede pedir tu ayuda en cualquier momento que así lo requiera.


Todo lo anterior para dejar de atrás los enjuiciamientos, encasillamientos y reduccionismos hacía donde puede derivar toda la información errada que circula acerca de lo que es un trastorno mental/emocional y cómo se puede acompañar a las personas de manera más asertiva.

562 vistas
  • Gris Icono de YouTube
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram

© 2011 / Verónica Reyes / Bogotá, Colombia