Relación comida : sentir.

Actualizado: sep 1

Lauren Arboleda, fundadora de @FoodfromtheHeart, es una cocinera autodidacta, coach de nutrición certificada, autora y MasterChef Latino 2019. Es una Colombiana que reside en Miami, FL que aparte de ser esposa y madre de dos, tiene una inmensa pasión por la comida "real", esta fue la inspiración para empezar su marca, Food From the Heart. Lauren enseña a cómo poner el corazón en todo el proceso de la cocina, desde seleccionar los ingredientes, usar los cinco sentidos, y lo más importante, alcanzar una relación consciente y amorosa con la comida.

Aparte de la comida, Lauren es apasionada por el medio ambiente, le gusta la belleza natural y es entusiasta por encontrar maneras de crear un ambiente positivo y no tóxico en su familia y la comunidad que la rodea. Ella utiliza sus plataformas para inspirar a más personas a vivir una vida más consiente y saludable. El objetivo principal de Lauren es que los demás se vuelvan a enamorar de cocinar en casa como un acto de amor propio y por nuestros seres queridos.


¡Claro que sí!

Yo he sido la más feliz de aprender día a día y de ver cómo a través de los años la medicina reconoce y evidencia una relación directa entre lo que comemos y nuestras enfermedades tanto físicas como mentales. Porque síííí lo que comes afecta muchísimo tu cerebro. Es impresionante cómo comiendo de la forma correcta -¡mucha food from the heart obviamente!- puedes ayudarte en situaciones de depresión, ansiedad, Trastorno de estrés postraumático (PTSD), trastorno de déficit de atención e hiperactividad (ADHD), trastorno obsesivo compulsivo (OCD), entre otros.

Cuando pensamos en una dieta que nos ayude con trastornos psicológicos podemos imaginarnos regímenes extraños, complicados o difíciles de traducir a la cotidianidad, pero lo cierto es que no. Empecemos por el término: “dieta” el cual no me gusta mucho, pues nuestra cultura le ha dado una connotación de restricción, odio, malas relaciones con los alimentos y nuestro cuerpo; sin embargo hacer las cosas desde el corazón, from the heart es todo lo contrario. Así que en este artículo usaremos mejor el término: estilo de comer o alimentación.


¿Cómo debemos alimentarnos entonces para tener nuestro cerebro saludable?

La pregunta del millón y tan fácil de responder: teniendo a nuestro sistema digestivo saludable, nuestros intestinos, nuestro “gut”. Esta pareciera ser la respuesta para muchos problemas de hoy en día con el gluten, sistema inmune, alergias, enfermedades autoinmunes y más.



¿Por qué?


Porque un sistema digestivo saludable absorbe mejor los nutrientes y minerales de los alimentos, nos protege de bacterias, virus y hongos, y lo más importante para este tema: tiene una relación estrecha con el cerebro por medio de nervios y neuronas que determina nuestra salud tanto física como mental.

Así como cuando tú tomas una pastilla, esos químicos de la pastilla pasan a la sangre y se transporta de los intestinos al cerebro por medio del torrente sanguíneo, de la misma forma químicos producidos por los intestinos llegan a tu cerebro.


¿Sabías que el 90% de los receptores de serotonina se encuentran en los intestinos?

¡Es muy sorprendente!


Obviamente, al hablar de los intestinos, de tu “gut” necesitamos darle el protagonismo que se merece la microbiota, constituida por una cantidad impresionante de microorganismos que viven en los intestinos: bacterias - hay buenas y hay malas- ambas igualmente necesarias, el problema empieza cuando nuestra alimentación, nuestro estrés y otros problemas alteran el balance entre bacterias buenas y malas en nuestra microbiota.

Necesitamos un balance saludable en nuestra microbiota para que nuestro cerebro esté saludable.


Así que sí, nuestro estilo de comer afecta nuestro cerebro de dos formas. De forma directa, cuando se hace digestión de los alimentos en el sistema digestivo y sus componentes directamente influyen neurotransmisores como la serotonina y dopamina, que viajan hasta tu cerebro impactando tu forma de sentirte. Y también cuando comemos y los alimentos pasan por los intestinos, hacia el torrente sanguíneo y luego llegan al cerebro.



Entonces, ¿cómo es que tenemos que comer para tener esa relación de romance, entre cerebro e intestinos saludable? YAY! ¡Llegamos a mi parte preferida!


A parte de lo que siempre menciono y enseño en mis redes sociales en cuanto a la importancia de alimentos fermentados como chucrut / sauerkraut, kefir, yogurt, kimchi y miso; debemos evitar las azúcares y los aceites hidrogenados porque destruyen la microbiota.


Vamos a hablar de otros alimentos que además de mantenernos saludables pueden ayudarnos con enfermedades mentales. Hay algo conocido como Brain foods, comidas para el cerebro. La doctora Uma Naidoo, en su libro “This is your brain on food” lo explica de una forma muy didáctica:


B: berries y beans- bayas, blueberries, frambuesas, fresas, legumbres como lentejas, frijoles son muy nutritivas y tienen mucha fibra.

R: rainbow, comer como un arcoíris. Esto siempre lo menciono y en mi libro de recetas también. Comer diferentes vegetales y frutas, no solo tienen variedad de nutrientes, sino que cambias y expandes tu paladar ¡El verde es mi favorito! Muchos micronutrientes necesarios, lo pongo en mis arepas, pancakes y batidos.

A: antioxidantes que están en los berries, vegetales, chocolate oscuro (sin mucha azúcar añadida).

I: include proteins- incluye proteínas de pastoreo de mejor calidad, necesitas proteína y aminoácidos esenciales para tu cerebro. En cuanto a las opciones veganas puedes irte por tofu y tempeh (alimento hecho de soya fermentada).

N: nuts- nueces. Esta sí es una que casi todos sabemos. Las nueces tienen grasas buenas, minerales y vitaminas necesarias. Las nueces del Brasil tienen selenium que es esencial.


F: fiber rich foods, fish, and fermented foods- alimentos ricos en fibra, pescado y comidas fermentadas. Porque la fibra es un muy buen prebiótico, es decir, el alimento de los probióticos que hacen feliz a tu microbiota. Pescados ricos en grasas buenas para el cerebro como salmón con omega 3. Y como te mencioné anteriormente comidas fermentadas lo son TODO te cambian la vida y lo digo por experiencia propia: kefir, miso, kimchee.

O: oils - aceites ufff esta es esencial.Soy muy enfática en lo de los aceites que usamos en nuestro dia a dia (tengo un blog post más profundo) recomiendo irte por aceites de coco, aguacate, sésamo, oliva, comidas ricas en aceite como los aguacates, el pescado.

O: Omega 3 rich foods- comidas ricas en omega 3, se encuentran en el salmón, las semillas de chía, walnuts, linaza.

D: dairy - lácteos, comerlos en moderación y de las fuentes correctas, de pastoreo y fermentados como yogurt, kefir.

S: spices- de especias, son mágicas, para el cerebro y tu salud mental en especial la cúrcuma, pimienta negra, azafrán, pimienta roja, orégano, romero.



¿Cómo podemos llegar a un estilo de alimentación así?


Dando paso a paso, haciendo cambios con amor, comiendo más en casa y más productos en su estado natural. Todos los ingredientes añadidos, preservantes, colorantes, azúcares y grasas de los productos empacados, son los mayores causantes de enfermedades en la población.


Como yo menciono en mis redes y en mis libros, volvámonos unos detectives para lo que compramos empacado y empecemos a rescatar el amor por la cocina, a alimentar en alma y el corazón, a hacerlo como una excusa de servirte a ti, de servirle al otro, de compartir, de hacerlo en pareja o en familia.


¡Vamos a cocinar más recetas del corazón porque toda esa comida del corazón es la que hace bien a nuestro cerebro y a nuestra salud mental!





Links: Web: http://ffthmiami.com Instagram: https://www.instagram.com/foodfromtheheart/ Facebook: https://web.facebook.com/foodfromtheheartbylaurenarboleda Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCUbG4f5GPSpJ-Rqedf6RVDQ

2,108 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo